15 | 12 | 2020

7 Consejos para entregar y recibir delivery de forma segura

Al inicio de este año una pandemia era lo que menos esperabas, el mundo dio un giro de 180° y tuviste que adaptarte a muchas cosas que pronto se volvieron “normales”.

“Medidas preventivas” son las dos palabras que más escuchaste, para llevar a cabo cualquier actividad ahora debes cumplir con ciertos pasos previos o adicionales para evitar cualquier riesgo de contagio.

Pero no todo son malas noticias, la noche jamás fue tan oscura como cuando estaba cercano el amanecer, en medio de lo incierto, muchas empresas optaron por reinventarse y ofrecer sus servicios llegando hasta tu hogar. Más que alejar a las personas, el Covid-19 las acercó, permitiéndoles abrir sus corazones.

El delivery se convirtió en el servicio ideal para hacer tus compras sin salir de casa, para enviar detalles a esa persona especial o para comer algo diferente en familia, sin que represente ningún tipo de riesgo.

No obstante, deben tomarse esas “medidas preventivas” para hacer que este servicio sea 100% seguro y así cuidar de ti, del repartidor y de tu familia.

Hoy te traemos 7 consejos para entregar y recibir delivery de forma segura:

1- Evita el efectivo:

Paga siempre online, recuerda que lo que se busca es el menor contacto posible con el repartidor y el exterior. No uses efectivo ni tarjeta, utiliza medios de pago electrónicos como transferencias o tarjetas virtuales.

2- Mantén la distancia:

Evita cualquier contacto con el repartidor (y tú repartidor, evítalo con el cliente). Pide que dejen tu pedido en la conserjería o afuera de tu casa.

Por tu seguridad y la del repartidor mantén en todo momento la distancia segura recomendada de 1,5 metros.

3- Usa guantes:

Recibe el pedido con guantes, sanitílazos y reúsalos para así no gastar tanto plástico, se amable con el medio ambiente.

4- Lava tus manos:

Lava muy bien tus manos con agua y jabón, mucha espuma por 20 segundos. Puedes tararear alguna canción para medir el tiempo.

5- Coloca todo en un plato limpio:

Traspasa la comida a un plato limpio, evitando en todo momento el contacto con el envase original de los alimentos.

Luego desecha correctamente el envase, metiendo todo en una bolsa y llevándola hasta la basura (usando guantes y posteriormente lavando tus manos).

6- Limpia la superficie:

Limpia muy bien la superficie donde colocaste el envase original del pedido, utiliza desinfectante o alcohol.

7- Lava nuevamente tus manos:

Repite de nuevo el consejo número cuatro, es el más importante.

Y listo ¡es hora de comer!, disfruta de tu comida junto a tus seres queridos con la certeza de que están seguros, alégrate por ese detalle especial que te envió quien amas por delivery, aunque no esté cerca lo sientes contigo o simplemente siéntete cómodo por tus compras.

Vive un día a la vez, tomando todas las medidas necesarias para cuidarte y a los tuyos, es tu responsabilidad como ciudadano y además apoyarás la economía local sin exponerte a riesgos en el exterior.